martes, 14 de mayo de 2013

Femen en España: Medidas drásticas, medidas no tan drásticas.

El título es peregrino, lo sé. Tampoco es que yo me pase días pensando en las entradas que escribo. Horas sí, pero decir días me parece exagerar. De lo que yo quería hablar hoy es de las divisiones de opuestos en las que vivimos inmersas/os. En concreto de una pero, ¡empecemos por el principio!

Hace cosa de un mes una noticia sacudió las redes sociales: una chica tunecina iba a ser lapidada o no sé qué más por enseñar sus pechos como protesta en una manifestación por los derechos de las mujeres. Amina Tyler, ¿la recordáis? El caso es que la noticia era totalmente falsa: nadie iba a lapidarla, ni la iban a condenar a muerte ni ninguna de las cosas apocalípticas que mucha gente colgó en las redes sociales. Sí, la chica había posado con una mensaje sobre los derechos de las mujeres sobre su torso desnudo pero no, nadie había tomado medidas contra su libertad (o no tan severas). Lo que pasó es que alguien se tomó como legislativas las declaraciones de un señor al que le preguntaron (o se dio por preguntado, no lo sé). No voy a entrar en asuntos religiosos porque este post no trata sobre los problemas de las mujeres en los países musulmanes, si queréis opiniones de mujeres que viven con ello podéis mirar aquí.

El caso es que pese a todo, la mala prensa, el enfado de los colectivos feministas tanto orientales como occidentales, el grupo activista Femen sigue creciendo en Europa. No estoy segura de tener una idea precisa sobre qué se proponen exactamente con su militancia. El caso es que la semana pasada me encontré con esta noticia en un periódico local: ¡click!
Cuando ocurrió el asunto de Amina Tyler, siempre me pregunté si realmente las declaraciones que Inna Shevchenko había hecho a la prensa habrían sido exactamente esas o se habría perdido algo con la traducción (no sólo de idioma sino de palabras de ella a palabras del/la periodista). He tenido la misma sensación cuando leí la noticia sobre las dos chicas asturianas que han motando la célula española de sextremistas. Cuando tenía dieciocho años, ese mismo periódico que linkeo más arriba me entrevistó a mí debido al grupo de música en el que participaba y me atribuyeron cosas que nadie que me conozca pensaría que yo habría dicho (entre otras cosas decían que era licenciada en Filología Inglesa cuando ni siquiera iba a la universidad). Así que digamos que no me creo todo lo que dice y mucho menos cuando las entrevistadas son chicas jóvenes.

Al grano:
No creo que la iniciativa esté mal, de hecho, creo que puede ser atractiva para muchas chicas jóvenes. Cuando yo tenía veintiún años mis amigas me decían que estaba un poco loca por leer libros feministas y poner el grito en el cielo por todas esas cosas por las que lo sigo poniendo, que "eso ya estaba superado". Por fortuna, a día de hoy las he oído a todas en mayor o menor medida decir que ellas son/se consideran feministas (ahora es cuando yo digo "os lo dije" -risas-). Hoy las cosas han cambiado y han de tomarse medidas más drásticas. La visibilidad es importante y estas muchachas, estas mujeres, estas chicas es cierto que tienen el don de ser "atractivas" para los medios, show must go on. Piensan que deben responder con agresividad a lo agresivo del sistema actual para aquellas que tenemos cuerpos femeninos. No voy a decir que no tengan razón, la tienen y mucha.



Pero:

¿Es realmente necesario usar esta plataforma? ¿No existen ya en este país agrupaciones que reinvindican ese "cuerpo político" que clama mi paisana? Entiendo cómo se sienten. El feminismo de la Academia es árido, es poco atractivo, está... desconectado de la gente. Yo he formado parte de él y aún me duele. Me duele haber estado ciega, haber aspirado al aura de prestigio sin dolor. La realidad es agresiva con las mujeres. La estructura de las universidades no es amistosa con los movimientos feministas. Y no se propone un un arreglo a nada: A NADA. Una no es feminista si no le duele, si es así simplemente mira y cuenta o ni eso. En cierto modo esta chicas combaten el fuego con fuego, o al menos, esa parace ser su intención.

La verdad es que no tengo muy claro qué quiere decir esta mujer con declaraciones como "[...]tiene que ver con eso tan antiguo de que el cuerpo de la mujer es política, porque siempre lo ha gobernado el patriarcado. Es necesario que las mujeres usemos nuestro cuerpo como herramienta de protesta: es una forma más de reivindicar la potestad sobre él". No sé si está reivindicando si lo personal es político o si está exponiendo que el cuerpo femenino, así en modo platónico, forma parte de una construcción social per se en lo que viene siendo nuestro día a día. Pero supongo que es un principio, un germen teórico/ideológico. Es algo más que formar parte de "una organización de mujeres activistas en top less que defienden su igualdad sexual y social en el mundo" (como se define el grupo en su web oficial). Y no debemos olvidar que estar declaraciones no son suyas, sino que vienen en un periódico como suyas (lo cual pueden ser cosas muy distintas).

Desde un punto de vista optimista me gustaría decirles que no tienen razón pero si leéis los comentarios que pone la gente a la noticia... Se explica solo: la mayoría de la gente sólo ha visto una chica semidesnuda que además encaja a la perfección con el cánon de belleza occidental (vale que no es culpa suya, cada una es como es). He reconocer que a mí me resquemó lo bien depilada que está. En este aspecto, Femen recibe críticas de otros colectivos feministas que objetan que dejan fuera a las sexualidades no normativas y otros cuerpos fuera del cánon. Ciertamente estaría bien ver un grupo de personas diverso. El hecho de no serlo tiene la vertiente negativa de que tratan de vendérnoslas como personas que sólo quieren llamar al atención usando como medio su atractivo sexual (al gusto del patriarcado, por supuesto). Para mí el problema es que pese a las buenas intenciones que no dudo que tienen mis paisanas esto es un gran riesgo que asumen.

Sin embargo no debemos olvidar que estas activistas se someten a peligros de verdad en su periplo en pos de los derechos y libertades de las mujeres (¡de todas las mujeres!), en algunos países se han llevado a cabo medidas reprensoras como multas y cárcel contra ellas.

Dice en la entrevista la joven entrevistada que "los objetivos son comunes a todas las Femen. Parten de luchar contra el patriarcado: los tres grandes enemigos son las iglesias y sus instituciones, la explotación sexual y las dictaduras y leyes que supongan una violencia para las mujeres. Todo deriva de ahí, de la moral, el mercado y la violencia. En España, nos preocupa especial y profundamente lo que está pasando con el aborto". Sí. Bueno, es parte de verdad pero no sólo. Creo que éste sí es uno de los problemas graves que tiene el grupo: la tendencia a generalizar, que por un lado lo hace todo claro y diáfano pero deja muchos frentes abiertos sobre los que objetar. ¿Qué entra dentro de explotación sexual o qué son leyes violentas para las mujeres? Me imagino que la nueva Ley del Aborto puede ser una. Esta vaguedad objetiva es la que ha dado lugar a malestar con otros grupos que vieron sus declaraciones como imposiciones, como una manera de silenciar las voces de otras/os.



Os dejo una cita de un artículo que podéis leer entero aquí para terminar y que resume muy bien mis pensamientos sobre este grupo: "Es curioso como ese cuerpo se censura o no dependiendo del significado que le demos a su visibilidad y no respecto a su visibilidad misma. Si es para vender un perfume, si es como apoyatura de un relato patriarcal,  puede mostrarse. Si es no comercial y pretende usarse para protestar contra ese relato patriarcal, entonces de repente el mismo cuerpo se vuelve escandaloso y aparecerán policías para taparlo con una manta. Así que cuerpos para vender sí, cuerpos para ser usados sí, cuerpos para someterse también, pero cuerpos en rebeldía no. Las Femen han tenido la desgracia de que no siendo “post…nada” ni postfeministas, ni postporno, ni postmodernas, han decidido mostrar sus tetas casi como si lo fueran.  Y eso ha desconcertado a casi todas".


Mucha suerte con la iniciativa, paisanas. Os veré el jueves 16, supongo :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada